domingo, 15 de enero de 2017

Shemot, Nombres



Conectando con mi Esencia


Recordando mi Verdadero Propósito...

Y fue cuando me levanté con una gran pregunta ¿Quién soy yo? ¿Dé donde vengo? ¿Hacia donde voy? Es que caminando por la vida un día me di cuenta que por más que lo tenía todo, aún me sentía incompleta y esa sensación de que algo me faltaba para estar completa. Porque solo se viven esos momentos de felicidad momentáneas cuando uno adquiere algo nuevo, una nueva casa, un nuevo título, un nuevo auto o una nueva pareja, ese sabor a dulce se apaga como una vela con el pasar de los días o de los meses, los años.



Hasta que entendí que solo intentaba sobrevivir y no estaba conectando con la esencia de mi verdadero propósito. Antes de que yo viniera a este mundo ya tenía un propósito previo que lo olvidé y era recordar quien soy en realidad, un alma, un ser espiritual, una inteligencia divina, una conciencia, para eso tuve que iniciar este viaje, nacer en un cuerpo físico y experimentar cómo sería no ser yo misma encerrada en este envase, porque es una herramienta que me sirve para despertar y volver a reconectar con mi verdadero origen que es la fuente de mi verdadera identidad, El Creador. 

Y así como hay un camino de ida, también hay un camino de regreso, cuando estoy en este mundo físico como conciencia estoy dormida, veo todo con errores y va a depender de mis creencias, mis Karmas y no puedo percibir la verdadera realidad tal cual es, es como si viera la vida con anteojos de sol porque pienso que la existencia de algo está antes que su propósito. Yo creo que si estuve de novio varios años y esa relación no funcionó, solo veo el fin de una relación dolorosa pero nunca me pregunto a mí misma ¿Qué propósito tenía esa relación? ¿Qué enseñanza venía a dejarme? ¿Qué tenía que aprender al lado de esa persona? ¿Para qué y por qué terminó esa relación?



Cuando logro conectar con mi verdadero origen, con mi verdadera esencia conecto directamente con la fuente de toda creación, El Creador. Y para eso es necesario iniciar el viaje de regreso conociéndome a mí misma, esa es la verdadera puerta de entrada que nos hará ser capaz de dar ese salto de conciencia para entrar a las dimensiones espirituales y poder ver la vida sin distorsiones, sin lentes de sol para ver la realidad, solo la verdad de lo que sucede a mi alrededor para que nuestras equivocaciones y errores del pasado se transformen en aprendizaje, dándole vida a los momentos más oscuro de nuestra vida. Aprender a diferenciar un escenario de ilusión, de mentira porque cuando uno crea algo verdadero, crea amor verdadero que proviene de la misma fuente de toda Luz Infinita de creación, El Creador y el Él es eterno, por lo tanto fue, es y será, perdura en el tiempo lo creado. 


Y aunque todos lleguemos a la meta tarde o temprano y depende de cual de los dos caminos elegimos, el placer está en el viaje a medida que nuestros ojos se van abriendo a la realidad, esa es la verdadera felicidad porque es ver belleza y perfección, luz en cada circunstancia de la vida aún en los momentos más dolorosos porque todo tiene un propósito. Y nos convertimos en seres libres, en observadores de nuestra propia vida y entendemos que cada quien tiene su camino de aprendizaje, algunos despertamos a tiempo y otros solo viajan dormidos de camino a casa.



Fin




Mirando el Presente



No hay nada más doloroso que pararse en la linea del tiempo y mirar hacia atrás, porque es muy fuerte ver como la gran parte de mi vida gasté mi energía tratando de dar vida a cosas que no son y ni serán. 

Porque la mayoría pensamos que el ser humano es a lo que llamamos hombre porque se distingue del resto de los animales por su razonamiento lógico pero en realidad ser humano, es la capacidad de darle vida a lo que sea.

Aprender a pararme y ver si estoy caminando en el camino que me lleva hacia el abismo de una gran mentira y no hay nada más doloroso que darme cuenta como me miento a mí misma  porque son esos los pensamientos lo que cada noche cuando me voy a dormir comienzan a rondar por mi cabeza, entre lo que fue y pude hacer, nunca hice porque no me anime.




O el camino de la verdad porque cuando hago algo verdadero, creo algo que fue, es y será lleno de amor verdadero que proviene del alma y las cosas del alma son eternas, perduran en el tiempo, entonces lo hago en beneficio de darle vida al mundo, ayudar a otro ser a seguir su camino para que la luz brille más en la oscura noche.

Fin




Frases de reflexión



No digas es IMPOSIBLE, di no lo he hecho todavía.




No tengas miedo de los cambios lentos, sólo ten miedo de permanecer inmóvil.




Si caminas solo irás rápido, si caminas acompañado llegarás lejos.


Un hilo invisible conecta a aquellas que están destinados a encontrarse, sin importar el tiempo, el lugar, ni la circunstancia. El hilo se puede estirar, enredar, pero nunca se romperá.